¿Qué es?

El astigmatismo se produce cuando la luz no llega a un único punto de foco en la retina y no produce una imagen precisa. En cambio, se producen varios puntos de foco, tanto delante de la retina como detrás, o ambos. Es causado usualmente por irregularidades en la forma de la córnea. En lugar de tener una forma redondeada simétrica (como una pelota de béisbol), tiene una forma más similar a una pelota de fútbol americano.

Los síntomas del astigmatismo son visión borrosa o distorsionada en cierto grado, a todas las distancias. Además, puede existir fatiga visual y cefalea, en especial luego de leer u otras tareas en las que se requiera utilizar la visión durante un tiempo prolongado.

Tratamiento definitivo

Con la técnica Lasik –de cirugía refractiva– se separa la delgada capa de la superficie de la córnea y se pliega hacia atrás; a continuación, el láser retira parte del tejido corneal y, después, se vuelve a colocar la capa a su posición original. En personas con astigmatismo, el objetivo es suavizar la córnea irregular y dejarla de una forma más normal. A continuación, se deja que la córnea sane naturalmente. Así, la acción del Láser modifica o moldea en forma definitiva la córnea para corregir el astigmatismo.

  • Diagnóstico rápido
  • Evaluación gratuita
  • Controles postoperatorio

Consejos postoperatorios
• Aplicar colirios indicados por el cirujano. • Usar anteojos de sol. • No frotar los ojos. • Asistir a control al día siguiente, a la semana, al mes y a los 3 meses de la cirugía. • Esperar una semana para bañarse en la playa o piscina y evitar deportes de contacto.