¿Qué es?

La hipermetropía se produce cuando los rayos de luz que penetran en el ojo se enfocan por detrás de la retina, en vez de hacerlo directamente sobre ella. El globo ocular de una persona con visión de lejos es más corto que lo normal.

Las personas con hipermetropía tienen como síntoma que pueden ver con claridad objetos distantes, pero dificultades para enfocar los objetos más cercanos. Algunas veces sufren de dolor de cabeza o cansancio ocular, y es posible que entrecierren los ojos cuando están trabajando y mirando de cerca.

Tratamiento definitivo

Con la técnica Lasik –de cirugía refractiva– se separa la delgada capa de la superficie de la córnea y se pliega hacia atrás; a continuación, el láser retira parte del tejido corneal y, después, se vuelve a colocar la capa a su posición original. En personas con hipermetropía, el objetivo es empinar la córnea. A continuación, se deja que la córnea sane naturalmente. Así, la acción del Láser modifica o moldea en forma definitiva la córnea para corregir la hipermetropía.

  • Diagnóstico rápido
  • Evaluación gratuita
  • Controles postoperatorios

Otros tratamientos

Consejos postoperatorios

• Aplicar colirios indicados por el cirujano. • Usar anteojos de sol. • No frotar los ojos. • Asistir a control al día siguiente, a la semana, al mes y a los 3 meses de la cirugía. • Esperar una semana para bañarse en la playa o piscina y evitar deportes de contacto.